domingo, 2 de abril de 2017

Haciendo historia (1)

Cuadro de texto: ICuadro de texto: SCuadro de texto: T“El genio de España no podrá ser comprendido sin la consideración de este ir y venir de los rebaños por montañas y llanuras...  Los ganados trashumantes  son centenares y centenares. Cruzan y recruzan toda España. Levantan en las llanuras polvaredas que se diría movidas por un ejército”.
Cuadro de texto: GAzorín: Una hora de España. Madrid, 1924.


Cuadro de texto: NCuadro de texto: CCuadro de texto: ICuadro de texto: ACuadro de texto: SCuadro de texto: MCuadro de texto: AEl pastor trashumante es un viajero. En ese sentido, rebuscando entre la literatura de este género de la Europa ilustrada, hemos encontrado que en la misma época se publicaron sendos libros que responden a otros tantos modelos de viajeros: uno es el Viaje a las regiones equinocciales  del Nuevo Continente del alemán Alexander von Humboldt, para el que precisó diez mulas, treinta maletas, cuatro intérpretes, un cronómetro, un sextante, un telescopio, una brújula,  cartas de presentación  del rey de España, ¡ah! y una pistola; el otro es el Viaje alrededor de mi cuarto del francés Xavier de Maistre, para el que sólo necesitó un pijama rosa y otro azul. Pues bien, el viaje del pastor cuando realiza el ciclo de la trashumancia  se sitúa a mitad  de camino entre la desmesura del científico famoso y el apocamiento del hombre recluido en su habitación. O dicho de otra forma, los enseres del pastor son el rebaño, el pijama del pastor es la cañada.
Cuadro de texto: CCuadro de texto: OCuadro de texto: NCuadro de texto: FCuadro de texto: ECuadro de texto: RCuadro de texto: ECon esos pertrechos, marchando el rebaño por la cañada, la trashumancia  histórica se ha venido verificando durante siglos, tutelada por la corporación del Honrado Concejo de la Mesta. Ésta desempeñará un papel fundamental  en la España medieval y moderna, no sólo como institución  privilegiada en el seno de las formaciones políticas de los Austrias y los Borbones, sino como gremio dirigente del subsector ganadero y aglutinante de amplias capas de la población interesadas en la granjería lanar. Amparada en un proteccionismo regio, la asociación mesteña implicó en sus circuitos a súbditos de diferentes ocupaciones e incluso de expectativas a veces contrapuestas:  ganaderos y pastores, criadores de distinta categoría y terratenientes, esquiladores y lavadores, comerciantes  y  fabricantes  textiles,  recaudadores y  especuladores  de rentas  y  de yerbas,  la Hacienda  Real y la propia Corona. Eso hizo que los tratadistas del Siglo de Oro español calificasen a la Mesta y a la granjería merinera como “la principal sustancia de estos reinos”.



Cuadro de texto: P E C U A R I A SPues bien, partiremos de los tipos de pastoreo que se daban en los países mediterráneos, para pasar a recrear el mundo cíclico de la ganadería trashumante, precisar las características de las vías pecuarias, analizar la cosmovisión y la cultura pastoriles, resumir la historia del Honrado Concejo de la Mesta y hacer un balance actual de la trashumancia en la era de las redes sociales . Cuando los ejércitos de ovejas, que levantaban polvaredas en las llanuras y recruzaban toda España, desde el Siglo de Oro de Cervantes al contemporáneo de Azorín, parecen a punto de rendirse a manos del paso tiempo y sus mudanzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario