lunes, 28 de noviembre de 2016

Las vías pecuarias y pastoreo intensivo - 6

Cuadro de texto: V I A S

Por su importancia histórica, el modelo español de pastoralismo, en pocos países desarrollados ha llegado a alcanzar una amplitud  semejante, con los conocimientos  y usos actualizados derivados de él, puede jugar un papel clave en la divulgación,  mejora  y defensa a escala mundial  de estos sistemas extensivos. El pastoralismo es un esencial medio de supervivencia en numerosos países en desarrollo, su mejora y racionalidad, evitando procesos erosivos por abuso y sobrepastoreo, puede beneficiarse de la experiencia de nuestro país.

Cuadro de texto: N A C I O N A  LCuadro de texto: D ETeniendo en cuenta el carácter de las vías pecuarias como franjas de pastizal que separan zonas dedicadas a otros usos, su conservación efectiva pasa por mantener su aprovechamiento como pacederos. Es esta una condición imprescindible para que sigan cumpliendo funciones de ecotono y contraste ecológico, con hábitats escasos en su entorno. Su uso como pastizales puede realizarse con pastoreo itinerante a partir de los pueblos próximos, compatible con cierta orientación silvícola así como con tareas de restauración o creación de hábitats  amenazados. Ambas  dedicaciones  respaldan  su posible función como corredores ecológicos, retículos de madurez y fomento de diversidad
Cuadro de texto: C  O N G R E S  ODel análisis de la distribución  de las variables muestreadas a lo largo de las vías pecuarias destaca el elevado porcentaje de tramos con un buen estado general de conservación de la vía pecuaria en las Zonas de Especial Protección para las Aves,(ZEPAS) 60.6%-, superando incluso el encontrado para espacios con mayor protección.
Las dehesas ganaderas y las praderas o pastizales, aparecen con mayor frecuencia  a los lados de los trechos de la vía pecuaria  situados en áreas protegidas o al menos con un compromiso de gestión ambiental, que en el resto, incrementándose notablemente en el caso de las ZEPAS (74.2%  de los tramos frente al 60.2%  en espacios naturales protegidos).
Cuadro de texto: A C T A SCuadro de texto: D  E LCuadro de texto: IEl binomio que forman las comunidades de las aves de medios abiertos y ambientes sabanizados, entre las más originales de la fauna ibérica, con los paisajes ganaderos extensivos, parece estar basado en una relación funcional (medios poco alterados, alta productividad vegetal estimulada por el pastoreo/herbivoría, abundancia de insectos). Esta constatación respalda el hecho de que el pastoreo extensivo y las vías pecuarias, más allá de su inclusión en espacios protegidos, influyen positivamente, a través de las funciones que hemos comentado, en mantener un tono general de calidad de naturaleza en el conjunto del territorio. Con frecuencia  se olvida que los herbívoros pastadores/ramoneadores son un componente esencial de los ecosistemas mediterráneos, su contribución  es indispensable para trasegar la producción  vegetal e incorporarla al suelo.



domingo, 23 de octubre de 2016

Las vías pecuarias y el pastoreo intensivo - 5

Cuadro de texto: G



Pastoreo extensivo y usos comunales.

Cuadro de texto: MCuadro de texto: ALa anchura de las cañadas reales se ha conservado en mayor medida cuando coincide con usos  laterales  ganaderos  o  áreas  forestales  de uso  comunal. La preservación de un efectivo césped herbáceo en la cañada y los suelos no roturados que lo sustentan se relaciona positivamente con estos usos.
Cuadro de texto: CCuadro de texto: ICuadro de texto: ACuadro de texto: SLas formaciones silvopastorales acompañan con elevada frecuencia a las cañadas reales. Es el caso de las dehesas de encinas en la Leonesa Occidental (22.4%),  donde prácticamente la totalidad de las masas de encinas del entorno de las cañada, están sometidos a esta forma de explotación. Las formaciones herbáceas de praderas y pastizales son un hecho común  a lo largo del recorrido, muy abundantes en la Cañada Real Soriana Occidental (34.1% de los tramos).
Cuadro de texto: ECuadro de texto: RCuadro de texto: ECuadro de texto: NLa existencia de una anchura efectiva superior a 70 m no es en general la situación más frecuente. Predominan tramos estrechos, inferiores a 20 m. y lo normal es que la representación de clases de anchura superiores disminuya gradualmente hasta la clase de 60-70 m. que suele estar más representada que las anteriores. Las cañadas que mantienen un mayor número de tramos anchos, por encima de los 70 m son la Leonesa Occidental  y la Soriana Occidental,  cuyo perfil  de anchuras puede considerarse como representativo de una cañada real “bien conservada”.
Cuadro de texto: OCuadro de texto: NCuadro de texto: FEl hecho de que las cañadas formen parte formen parte de la trama paisajes pastorales de la España mediterránea debería constituir  una referencia importante  a tener en cuenta en nuestra política de conservación Como se ha indicado estos paisajes están siendo reconocidos por su función ecológica y su utilidad para el mantenimiento de los recursos patrimonial como paisajes culturales.
Cuadro de texto: CNo menos importante es el carácter de bienes de dominio público que tienen la mayor parte de las áreas donde se practica el pastoreo extensivo, con frecuencia asociada, al igual que las cañadas que las atraviesan a áreas de propiedad comunales. Las comuniCuadro de texto: P E C U A R I A Sdades de pastos y los modelos de aprovechamiento silvopastoral pactados entre vecinos y municipios han sido responsables en nuestro país de modelos ejemplares, compatibles y muy cuidados de uso de los montes. Los modelos de manejo de los comunales y su papel en el origen y conservación de los paisajes ibéricos, en particular en el noroeste,  representan un legado de gran importancia cultural y ecológica para orientar la gestión de nuestros mejores ecosistemas humanizados.


martes, 20 de septiembre de 2016

Las vías pecuarias y pastoreo extensivo - 4



La repercusión de la red de vías pecuarias en la conservación de la naturaleza difiere entre los distintos territorios, depende de su densidad y de los objetivos de conservación planteados en cada caso. Los comentarios que exponemos se basan principalmente  en las cañadas reales  e interpretan el significado ecológico de su trazado como una estructura que responde a su utilización por herbívoros pastadotes, heredera en muchos de sus tramos, por la lógica de su trazado, de antiguas trochas migratorias preexistentes en el territorio.
Su imbricación  en áreas montaraces. Periferias de los municipios  y despoblados
Las razones subyacentes al recorrido de las trochas pecuarias resultan de un compromiso entre requisitos relacionados con el medio físico, los ritmos fisiológicos y de conducta de los animales y la evitación en lo posible de las mejores tierras agrícolas. Perseguían en definitiva  asegurar el sustento, arribando  a descansaderos, balsas de agua, pastos amplios, pero interfiriendo en la menor medida posible con usos más productivos.
Las cañadas reales tienen una altitud media por encima de los 600 m y algunas de ellas (como la Cañada Leonesa Oriental) por encima de los 800 m. En su aproximación a las montañas, las cañadas sitúan su recorrido bien en la parte superior de lomas ampliasCuadro de texto: I, los llamados “pandos”  o lomadas en León, o bien por los páramos que separan valles fluviales bien definidos. Discurren a lo largo de toda la longitud de estas “tierras  altas” interfluviales y evitan los fondos de valle y las vegas. ¿Puede esta tendencia  de las cañadas tener relación con la mayor visibilidad y protección respecto al ataque de los depredadores?
Ya en la montaña cuando la cañada se acerca a los puertos, el terreno cultivable  o apto para prados de siega es escaso y confinado  al fondo de los valles y zonas bajas de suave pendiente. En estos casos la cañada suele adaptarse a una de las laderas, la más soleada y despejada de vegetación,  a pesar de que en ciertos tramos presente una pen- diente muy inclinada

Estos diseños  del recorrido contrastan con lo que sucede en las zonas de menor altitud y clima más cálido. La cañada reclama en este caso valles abiertos y vaguadas húmeCuadro de texto: Sdas, con frecuencia en zonas de surgencia de acuíferos. La selección se debe a la existencia de pastos majadeados por las ovejas, así como descansaderos amplios favorecidos por la sombra de alamedas, saucedas o tarayales. El ajuste de la cañada a estos cauces de suelos pesados, a veces salinos, evita su interacción con las tierras de labor que en estas zonas predominan  en los interfluvios.
Cuadro de texto: RCuadro de texto: ACuadro de texto: LCuadro de texto: EEn su relación con las poblaciones  la cañada busca las zonas periféricas, pastos y monte, en el límite entre los términos municipales  y evita en lo posible las franjas de usos agrícolas más productivos.  Si bien no es raro que la calle principal de algunas poblaciones sea una antigua vía pecuaria, la cañada no busca en general el paso por los pueblos, haciéndolo sólo cuando prácticamente no existe otra solución. Lo más común es que la cañada rodee el núcleo habitado,  buscando algún descansadero.
Cuadro de texto: ICuadro de texto: SCuadro de texto: TEn general podemos afirmar que los cañadas reales se asocian a territorios que en la actualidad  son considerados marginales desde el punto  de vista productivo (páramos fríos, mesetas, valles apartados de las poblaciones). Cumplen una importante función que puede mejorarse de facilitar su aprovechamiento y mantener la accesibilidad.


martes, 23 de agosto de 2016

Vías pecuarias y pastoreo intensivo - 3



La jerarquía y variedad de vías pecuarias es un reflejo de la adaptación de los sistemas de pastoreo al ambiente climático mediterráneo.
En el mediterráneo la producción  vegetal se concentra en uno o dos periodos dependiendo de la modalidad  de clima, con máximos que cambian espacialmente según lo hacen en el tiempo las condiciones favorables. En verano la producción se limita en general zonas bajas favorecidas por la continua llegada de agua y nutrientes, siendo más aleatoria a medida que disminuyen los valores medios de precipitación anualCuadro de texto: C  O N G R E S  O.
En estas condiciones la complejidad de topografía, los suelos y climas locales, obliga a los pastadores a desarrollar  adaptaciones  en su comportamiento  que les permitan afrontar la incertidumbre  en la disponibilidad de recursos. La capacidad de aprendizaje, la experiencia de los animales líderes y la autonomía del grupo para desplazarse en busca de recursos, juega en ello un papel importante.
Cuadro de texto: A C T A SCuadro de texto: D  E LCuadro de texto: ILos ecosistemas modelados por el pastoreo extensivo ocupan una importante extensión en España. Las razones residen en las características físicas de la península, elevada altitud media, su clima fluctuante -con alternancia de periodos secos y húmedos en el área de clima mediterráneo - y la complejidad del relieve. Son factores que determinan situaciones muy variadas de productividad en los pastos que difieren tanto en su calidad y abundancia como su predecibilidad  interanual.  El aprovechamiento  de este recurso escaso, y disperso tanto en el tiempo como espacialmente, sólo se logra con la movilidad de animales rústicos, de distintas especies y razas, adaptados a las diferentes condiciones ecológicas. Los sistemas silvopastorales constituyen un caso relevante de ecosistemas en los que el manejo humano se ajusta con éxito a la productividad  vegetal fluctuante.

Las vías pecuarias representan adaptaciones al tercer nivel en la escala de herbívora, el segundo se ve apoyado tanto por algunas vías pecuarias locales como por las sendas trazadas por el comportamiento de los animales en las áreas de campeo. El pastoreo local dirigido, en torno a una majada con ida y retorno diarios utiliza sendas/cañadas de menor anchura, propias de este segundo nivel de herbívora.

martes, 2 de agosto de 2016

Vías pecuarias y pastoreo extensivo - 2





Cuadro de texto: ECuadro de texto: RLa superficie y variedad de contenidos de la red de vías pecuarias y los terrenos dedicados al pastoreo extensivo asociados a ella, son el mejor testimonio del papel ecológico que ha desempeñado la trashumancia en el territorio de España.
Cuadro de texto: FLas vías pecuarias representan la incorporación tecnológica de las escalas de pastoreo que desarrollan los herbívoros silvestres en su comportamiento espontáneo.
Cuadro de texto: CCuadro de texto: OCuadro de texto: NLa herbivoría, es una función general en los ecosistemas, contribuye al reciclado de la biomasa, ayuda a mantener la fertilidad del suelo y elimina material combustible. En relación con ello, el comportamiento espontáneo de los ungulados pastadores organiza el aprovechamiento de los recursos mediante distintas escalas de actividad. La menor y más inmediata es la relacionada con la selección entre distintas ofertas de alimento y se realiza de forma individual por los animales, de acuerdo con la experiencia adquirida, dentro Cuadro de texto: P E C U A R I A Sde una determinada área de campeo. El área de campeo sería el segundo nivel y en él es esencial el movimiento del grupo básico de herbívoros, que se desplaza a diario entre distintas zonas, retornado a los lugares de refugio o descanso, dirigidos por individuos líderes En este caso el determinante principal de los desplazamientos es la topografía y naturaleza del terreno que condicionan  la oferta vegetal.
La siguiente escala sería la que motiva el desplazamiento largo estacional en búsqueda de áreas de producción complementaria. Los grupos básicos confluyen formando hordas de herbívoros que se dirigen, de acuerdo con comportamientos aprendidos, hacia pastizales más o menos distantes según las características del territorio y el ritmo climático estacional.
Cuadro de texto: N A C I O N A  LCuadro de texto: D ECuadro de texto: V I A SLa estrategia alimentaría de los grandes herbívoros –ungulados pastadores- es oportunista. Aprovechan con dedicación y eficacia un recurso cuando este es abundante y se desplazan en busca de alternativa cuando el primero escasea. Por su capacidad de trasladarse, estos herbívoros son característicos de los ambientes oscilantes, responden a una adaptación para aprovechar recursos abundantes en distintos lugares y momentos, cuando los ritmos de condicionan la disponibilidad son más o menos previsibles. Se benefician de la ventaja que supone aprovechar los recursos cuando están en máximos productivos.